Cola de caballo

Decocción de cola de caballo

Al completarse el equinoccio de primavera se aprecian los cambios que se están dando en la vegetación que nos rodea. Para algunas variedades de uva más tempranas ya se está materializando en sus brotes al inicio de esta primavera.

Pero no todo pinta tan bien como parece cuando se están produciendo estas lluvias tan intensas, abundantes y prolongadas.

Para "la lucha contra el mildiu" va a ser para muchos viticultores una hazaña sin éxito si no se conoce en cual de las esferas se sabe manejar este hongo.

Debido a esto, surgen las "enfermedades de la vid". Los hongos, al igual que las plantas requieren del agua para poder desarrollarse, y estos, al igual que las plantas también tienen un cuerpo físico y un cuerpo etéreo (vital). Si la planta ha sido castigada con fungicidas (sistémicos o de contacto), su cuerpo etéreo habrá sido debilitado y el hongo, (bajo la visión científica) habrá creado "una resistencia", pues bien, bajo la visión de la biodinámica, si el hongo encuentra el cuerpo vital de la planta debilitado, esté entrará a través del agua en el cuerpo físico de la planta la cual adquirirá la "enfermedad".

He aquí donde se debe actuar con lo silíceo, con la luz, con el cosmos, con lo astral , con aquello que se encuentra a un nivel superior que el cuerpo etéreo y, ¿cómo debemos actuar para poder llegar a esto? aquí es donde actuaremos con la decocción de cola de caballo. El silício que se halla en la cola de caballo actúa como el órgano presente en lo terrenal, permitiendo una mejor relación con la periferia cósmica aumentando la resistencia en el cuerpo etérico de las plantas y manteniendo a los hongos alejados en un estado de equilibrio.

Categories: Diario de campo
Comments: No Comments
Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *