asesoramiento-biodinamica

Fitoterápia

Hay plantas de las que es más difícil extraer su principio activo y otras a las que no. Así que veamos cuales son las prácticas más utilizadas para ello:

Purín o extracto fermentado:

Es más adecuado para las plantas coriáceas, plantas de hoja ancha y gruesa como la ortiga (mejor realizarlo con sus raíces).

Se trata de extraer su principio activo en frío si no se dispone de una fuente de calor y poderlo conservar durante un periodo de tiempo no muy largo. El resultado es un líquido más o menos estable que puede durar cierto tiempo bien envasado y bajo temperatura fresca y estable. Esta fermentación puede durar de 8 a 10 días.

Decocción:

Las decocciones se elaboran para disponer del principio activo en un tiempo inmediato utilizando eso sí, una fuente de calor. El inconveniente respecto al purín es que su tiempo de conservación es menor,  por el contrario, a los pocos días pueden llegar a refermentar.

Se ponen en agua (mejor si es de lluvia)  a hervir y con tapa para evitar la pérdida de esencias volátiles. Una vez acabado, dejar enfriar y filtrar. Su acción es antiparásita y ligeramente antifúngica.

Es muy adecuada para las plantas conocidas como "labiadas" y para las del género Equisetum.

Maceración:

Las maceraciones son un extracto rápido en agua fría (tan sólo de 24 horas). Con ello no se consigue la máxima extracción que con el purín, por este motivo sí se puede utilizar pura después de filtrar pero su acción es suave. No está recomendado para las plantas "labiadas" ni para las del género Equisetum. Sólo se conserva unas pocas horas.

Infusión:

Las infusiones se elaboran poniendo las plantas troceadas en agua fría, retirando de la fuente de calor en el momento que rompe a hervir y dejando enfriar tapado.

Las lamiáceas  o "labiadas" se dan muy bien en este preparado.

Éste se puede almacenar en el frigorífico algunos días en un envase cerrado.

Pues bien, es ahora cuestión de conocer las beneficiosas propiedades que nos ofrece cada planta y que de algún modo están ahí por algún motivo, más bien para colaborar con nuestros cultivos, pero recordad que el hecho de aumentar las cantidades, no consigues mayor concentración de extracción.

Categories: Diario de campo
Comments: No Comments
Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *